Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 18 octubre 2011

San Salvador de Cantamuda recibió este domingo 16 de octubre a más de medio millar de cabezas de ganado caballar, pertenecientes en su mayoría a la raza hispano bretona.

La tradicional feria reunió a doce ganaderías de la comarca, en concreto de los pueblos de Santa María y San Juan de Redondo, Camasobres, Lores y San Salvador.

La actividad empezó con las primeras luces del día cuando los ganaderos reunían los animales seleccionados en las inmediaciones del pueblo. Una vez agrupados, se guiaban por los antiguos caminos en dirección al ferial de San Salvador, para ello los más expertos montaban a caballo e intentaban mantener unida la manada, apoyados por los ayudantes que iban a pie.

Al principio, el terreno era familiar para por los animales favoreciendo su dispersión ya que buscaban la vuelta a los prados conocidos. Esto hacía que los ganaderos se tuvieran que emplear a fondo para mantener la manada compacta. A medida que se acercaban a San Salvador los animales extrañaban el entorno y así era más fácil guiar al grupo.

Llegaba el momento más esperado, la manada hacía acto de presencia en San Salvador por la curva de la Venta Campa en dirección al puente sobre el Pisuerga. El ruido de los cascos de la manada sobre el asfalto y el polvo que levantaban, acaparaban la atención de todos los asistentes que se apartaban admirando el espectáculo. Los animales parecían sentirse observados porque compactos y orgullosos continuaban a ritmo constante hasta la impresionante iglesia románica de San Salvador y de allí a La Campa donde obedientes se colocaron en el lugar reservado para ellos.

Todo estaba preparado para que los tratantes examinaran la mercancía y empezaran las largas negociaciones para obtener el mejor precio por los diferentes lotes de animales. Al final parece que se consiguieron buenos tratos por que los ganaderos parecían contentos a pesar de la pertinaz sequía que era la protagonista en todos los corros.

El día soleado y la excelente temperatura hicieron el resto, una multitud de personas pudieron disfrutar del ambiente festivo y más tarde del potro que desde primeras horas de la mañana se asaba a fuego lento y que más tarde se repartió entre todos los asistentes; más de 120 Kg de sabrosa carne que se repartieron en unas 600 raciones a las que acompañaron de un vaso de vino y que fue muy bien aceptada.

Read Full Post »

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.